Archivo de la etiqueta: ley de la atracción

Hoy es un buen día para escribir y visualizar todo lo bueno

carretera_blog

En todo este tiempo que he tratado de seguir las enseñanzas de mi profesor de yoga he pasado por diferentes estadios, motivados por los altibajos que me ha provocado la dichosa crisis (Gracias por las lecciones que me ha ayudado a aprender). Bueno, el caso es que me he dedicado a viajar un poco, visitar a amigos y estar enchufada al mp3 con las meditaciones, la lectura de libros sobre chakras y regresar tan pronto como podía a mis clases de yoga, ¡como no!

Y el resultado es que no sé si me he sanado un poco por dentro o he perdido ya cualquier atisbo de cordura que me quedara por ahí porque me he enganchado a la new-age, como soporte necesario para capear el temporal.

El caso es que la editora en la que trabajaba se planteó de repente que tenía mucho personal y entre otros cerca de 400 compañeros me fui a la calle. Menos mal que me ha quedado paro, y que pago poco de alquiler y que entre la indemnización y tal puedo vivir unos meses porque aunque cada vez que echo un curriculum visualizo al de recursos humanos llamándome para la entrevista y como luego en una brillante entrevista me dan el trabajo… pues aún no ha pasado (bueno en mi cabeza sí, que eso es lo de visualizar).

Un poco más sosegada sí estoy porque mi amiga Marta me ha conseguido un par de colaboraciones en su revista, que me ayuda un poco a estar activa, a no desconectarme de mi mercado y a ahorrar un dinerillo, cuando me paguen porque parece que es a 90 días y aún no he cobrado ninguna entrevista. Todo llegará.
Como el amor, que me he centrado tanto en no caer en una depresión por la falta de empleo que ni tiempo he tenido de salir ni ver a nadie que no se salga de mis amigos. Al que más veo es a mi vecino, con el que coincido casi todos los días o bajando o subiendo en el ascensor. Muy majete el chico. Un poco-excesivo tímido, pero es adorable ese aire a deportista (es que casi siempre coincidimos él, su bici y yo) despistado, que seguro que escribe poesía por la noche y, ahora que lo pienso, hasta puede que escriba un blog, se lo tengo que preguntar.

Unos meses moviditos, pero el camino siempre tiene aristas, como dice mi profesor de yoga, y lo importante no es herirse, sino saber cómo sanarse. Yo soy una novata en todo esto y a mi las aristas me han hecho sangre, pero aunque hasta ahora no tenía ni botiquín en el baño, ya he empezado a recopilar las tiritas, el agua oxigenada y la mercromina. Poco a poco me haré con uno de esos botiquines que traen de todo un poco de todo, para prevenir. En fin, que soy otra víctima más de esta despiadada crisis laboral… Demos gracias por lo que nos está ayudando a evolucionar… o no.

Namasté

.

Hoy es un buen día para volver de vacaciones y retomar mis post

Ya estoy de vuelta después de unas merecidas vacaciones, y necesarias, porque esto de quedarse en Madrid en verano está bien porque hay menos colas en los sitios, pero una necesita tomarse un respiro y retomar fuerzas. La verdad es que de vacaciones parece que esto de ser positivo y pensar sólo en el buen rollo surge más efecto. Uno se relaja, se toma unos vinos sin prisas, come por ahí sin mirar el reloj… en fin, que el estrés se queda a un lado. Lo único que he echado de menos ha sido mi clase de yoga, y visitar el blog. Pero, ¡Que sorpresa más agradable me he llevado al volver este finde y ver tantos comentarios! Muchas gracias a todos por visitarme, y dejar frases tan agradables, ah! y consejos 😉

El caso es que me he cogido una semana para irme a Salvador de Bahía y… ¡Ha sido maravilloso! la gente un encanto, la ciudad, aunque tampoco es para echar cohetes, los alrededores, los pueblitos y las playas son increíbles, además allí empezaba su primavera y en general he podido aprovechar para ¡descansar!

Como siempre, lo peor, lo pesado del viaje el avión, que ya me hubiera gustado llevar más tiempo con el yoga y poder doblar los tobillos sobre las rodillas porque, de verdad que los asientos no pueden estar más juntos… por lo menos en turista, que digo yo que viajar en primera o bussines pues entre que te llevan un aperitivo y te ofrecen el kit duerma-usted-feliz (que dicen las leyendas urbanas que existen), pues las once horitas hacen hasta que se te olvide el tiempo de espera en el aeropuerto.

Bueeeeeeeeno, que el objetivo era mantener el pensamiento positivo…. debe ser el sindorme postvacacional, peeero, no voy a rendirme, yo sigo a la mía y con la ayuda de la ley de la atracción seguro que me voy más veces de vacaciones en plan resort, a todo lujo, ¡y el próximo viaje lo hago en primera!

Ah! que la foto no es de Salvador de Bahía, que aún no las he volcado al portatil, pero es el fondo de escritorio que me he puesto nada más aterrizar para recordarme que mi medio natural es tomar cahipiriñas (¿se escribe así? es que sólo sé cómo se pronuncia…) en una playa, o irme de compras, ¿por qué no? por Manhattan al más puro estilo Carrie Bradshow.

Namasté

.

Hoy puede ser un buen día para seguir buscando el camino que quiero andar

Y aquí sigo, sin cejar en el empeño de que no me puedo ir a dormir sin llevarme una sonrisa y asegurarme de que tengo los ánimos y la paz interior para mañana despertarme contenta y dispuesta a tener un día magnífico (con sueño, eso sí…)

De entrada mañana tengo Yoga así que la clase por la tarde me reforzará en este pensamiento porque Ramiro consigue que salga muy relajada con la meditación que dedicamos al final. Y si mañana toca terminar con un mantra, oye pues mejor, que me está gustando.

Para que sigáis también el camino os dejo un vídeo muy tierno que e encontrado y que me ha convencido de que ya puedo irme a dormir a pierna suelta. Gracias (que es otro de los pasos, ser agradecida…)

Disfrutadlo. Namaste

Hoy es un buen día para combatir el pesimismo y confiar en El Secreto

De entrada ya es una frase positiva porque lo que se dice combatirlo no lo he conseguido, aunque me he debatido todo el día entre intentar darle la vuelta o dejarme llevar por esta mezcla de tristeza y mala leche que he arrastrado todo el día… Y yo que pensé que tenía cogido el tranquillo a esto de pensar en positivo y ponerle una gota de humor a cada día, pues hoy me ha fallado mi fe.

Supongo que esto es normal en mi intento de ser positiva, ¿no?

El caso es que me he puesto a bucear por Internet para buscar “apoyo” en mi convencimiento de volver al camino de la Ley de la Atracción. He encontrado muchas páginas, algunas con mensajes interesantes, pero muchas de cursillos, de cuotas mensuales para ser del club, etc.

Vaya, que me he sorprendido de la cantidad de gente que trata de hacer negocio con este tema. Así que he decidido que mañana voy a buscar esa ayuda en mi misma, pensando en cosas bonitas o graciosas, visualizando sentimientos, emociones, escuchando música agradable, leyendo…

No sé si estáis como yo ahora o habéis estado pero me encantaría saber qué trucos utilizáis para recuperar la fe, el optimismo y volver a encontrarme en paz, alegre y confiada en que seguir el secreto merece la pena. ¿alguna sugerencia?

 

Namaste

 

.